En el corazón de Madrid

El Hostal Lido está situado en un edificio histórico EN EL CORAZÓN DE MADRID.

A pocos minutos caminando puede visitar:
  • La Puerta del Sol.  Es la plaza más famosa y popular de Madrid, el centro geográfico y neurálgico de la ciudad. Muy conocida por el tradicional reloj, cuyas campanadas invitan a los españoles comer doce uvas el día de Nochebuena. Desde la puerta del sol, que conserva el encanto del siglo XIX, salen las calles más comerciales y bulliciosas, las más típicas para el aperitivo o el tapeo, y también las más antiguas de Madrid. Un lugar en el que aburrirse está prohibido.
  • El Museo del Prado.  La pinacoteca más importante de España y una de las mejores del mundo está en Madrid. El Museo del Prado es un edificio del siglo XVIII, diseñad por Juan de Villanueva. En su interior, se encuentran obras procedentes de las Colecciones Reales, y otras adquiridas posteriormente, que suman unas 1300 obras, entre pinturas, grabados, esculturas, etc. Las obras de Velázquez, Goya, El Greco, Rafael, Tintoretto, Tiziano, y otros muchos grandes de la pintura, esperan tu visita por el Museo.
  • El Museo Thyssen.  Es la colección privada de arte más grande del mundo.  Esta gran pinacoteca privada se la debemos a los barones Heinrich Thyssen-Bornemisza (1875-1947) y Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza (1921-2002), y alberga obras de gran variedad de estilos y temas, desde siglo XIII hasta el Pop Art del siglo XX. Independientemente de la Colección Permanente, el Museo también suele acoger exposiciones temporales de gran interés.
  • El museo de Arte Moderno “Reina Sofía”. Ubicada en el antiguo hospital, diseñado por Sabatini y Hermosilla, en el siglo XVIII, la Colección del Museo Reina Sofía constituye un viaje por el Arte Moderno, desde las inquietantes obras de Dalí, hasta la magnificencia del famoso “Guernica” de Picasso, entre más de 20.000 piezas, que conforman la colección, repartidas en cuatro sedes.
  • La Plaza Mayor.  De que Madrid fue una villa popular en su origen nos da muestra la típica Plaza Mayor, lugar de los antiguos festejos, de las corridas de toros, e incluso de las ejecuciones públicas. Enclavada en el corazón del Madrid de los Austrias, es ahora un punto de interés turístico por excelencia, para aquellos que quieran viajar al viejo corazón de la Villa y Corte. A su alrededor, además, se concentran numerosas tabernas típicas, como la del famoso bandolero Luis Candelas, y el Mercado de San Miguel, bohemio y favorito para el aperitivo de los madrileños.
  • El Palacio Real.  Sustituto del antiguo Alcázar Real, que sufrió fatal incendio en el siglo XVIII, el Palacio Real de Madrid, junto con su vecina, la Catedral de la Almudena, constituyen uno de los conjuntos más imponentes de la ciudad. La visita al interior es obligada, pero no menos lo es el paseo por sus majestuosos jardines, diseñados por Sabatini. Aunque el Palacio no es actualmente residencia real, sí se celebran en él ceremonias y audiencias reales. Todos los primeros miércoles de cada mes, a las doce del mediodía, se puede disfrutar del espectáculo del Relevo de la Guardia Real, en la Plaza de Oriente.
  • El Congreso de los Diputados. Franqueado su acceso por dos imponentes leones de bronce, el Congreso es una de las dos Cámaras en que se divide el Parlamento español, y en él se dirimen los principales asuntos del gobierno. El edificio se ubica en el solar que ocupaba el antiguo convento del Espíritu Santo, y fue 1843 cuando la reina Isabel II puso la primera piedra.
  • La Puerta de Alcalá. Uno de los monumentos más emblemáticos de Madrid es la Puerta de Alcalá, construida en 1778 por Sabatini. Originariamente era una de las cinco puertas que daban acceso a la villa de Madrid; ésta, en concreto, franqueaba el camino a Alcalá de Henares. Junto a ella, se encuentra uno de los accesos al pulmón más hermoso de Madrid: el Parque de El Retiro.
  • El Parque de El Retiro. Este Jardín histórico, hoy lugar de esparcimiento para los madrileños, pertenecía al antiguo Palacio del Buen Retiro, residencia real. Paseando por él, podemos sorprendernos con sus fuentes monumentales, su grandioso estanque, el Palacio de Cristal, la Casa Velázquez, y otros tantos lugares de enorme interés y belleza.
  • Las fuentes monumentales de Cibeles y Neptuno. La Diosa Cibeles es la “niña mimada” de Madrid. Está situada en la plaza del mismo nombre y rodeada por el Palacio de Correos (hoy Ayuntamiento de Madrid), el Palacio de Linares, el Cuartel General del Ejército y el Banco de España. Data de 1782 y su diseño, en mármol y piedra, se debe a Ventura Rodríguez. Su vecina, a unos pasos de distancia por el Paseo del Prado, es la Fuente de Neptuno, de 1777, y diseñada por el mismo arquitecto.
  • La Biblioteca Nacional. Soberbia guardiana del patrimonio bibliográfico y documental español, la Biblioteca Nacional se ubica en un edificio de corte neoclásico, que data de 1886, construido sobre el solar que ocupaba el Convento de Agustinos Recoletos. Sus fondos guardan innumerables tesoros de la literatura española y Universal, entre libros, manuscritos, grabados, partituras, etc.

dogs-fr