El Palacio Real

El Palacio Real de Madrid fue edificado por el rey Felipe V, sobre el antiguo Real Alcázar de Madrid, destruido parcialmente por un incendio en 1734. El Palacio forma parte importante del patrimonio histórico-artístico español, vinculado históricamente a la monarquía española. Como residencia real que es, su denominación oficial es de Real Sitio del Palacio Real de Madrid.

Su construcción se encomendó al arquitecto Filippo Juvaraen en 1738. Tras su muerte, el proyecto fue continuado por su discípulo Juan Bautista Sachetti. Francesco Sabatini se encargó de finalizar el palacio.
El interior del palacio destaca por su riqueza artística, tanto en lo que se refiere al uso de toda clase de materiales nobles en su construcción como a la decoración de sus salones con obras de arte de todo tipo, como pinturas de artistas de la importancia de Caravaggio, Velázquez, Francisco de Goya y frescos de Corrado Giaquinto, Giovanni Battista Tiepolo o Anton Raphael Mengs.
Otras colecciones destacables que se conservan en el edificio son las de la Armería Real, porcelana, relojería, mobiliario, platería y el cuarteto de los Stradivarius Palatinos, el conjunto más importante del mundo de instrumentos realizados por el famoso lutier Antonio Stradivari, compuesto por dos violines, una viola y un violonchelo.
Además del Palacio y de las colecciones citadas, el conjunto se completa tres bellísimos jardines ofreciendo así una panorámica espectacular.
Los Jardines de Sabatini se encuentran situados frente a la fachada norte del Palacio Real de Madrid, entre la calle de Bailén y la cuesta de San Vicente.
El llamado Campo del Moro se extiende desde la fachada occidental del Palacio Real hasta el Paseo de la Virgen del Puerto.
La Plaza de Oriente es una plaza rectangular de cabecera curvada, de carácter monumental,alberga una colección escultórica de veinte reyes españoles, correspondientes a cinco visigodos y a quince monarcas de los primeros reinos cristianos de la Reconquista.

El Palacio y sus jardines sufrieron graves daños durante la Guerra Civil y fueron reconstruidos por el arquitecto Diego Méndez en 1958. Su gestión, acondicionamiento y administración, dependen en la actualidad de Patrimonio Nacional.